funciones de los riñones

NUTRICIÓN Y RIÑÓN, Miguel C. Riella y Cristina Martins, 2021

Los riñones son un par de órganos con forma de frijol ubicados en la parte posterior del abdomen, a cada lado de la columna vertebral, justo debajo de las costillas inferiores. El riñón derecho se encuentra ligeramente más bajo que el izquierdo debido a la posición del hígado, del que hablamos la semana pasada.

Cada riñón tiene una longitud de aproximadamente 11 cm y un ancho de 5-7 cm, y pesa alrededor de 120-170 gramos en un adulto sano.

Están cubiertos por una cápsula fibrosa y rodeados de grasa y tejido conectivo.

La superficie del riñón está dividida en dos regiones principales: la corteza renal y la médula renal. La corteza es la capa externa y contiene los glomérulos y los túbulos renales, mientras que la médula es la capa interna y contiene los túbulos renales y las estructuras de filtración.

Cada riñón está compuesto por alrededor de un millón de nefronas, que son las unidades estructurales y funcionales básicas del riñón. Las nefronas son responsables de filtrar la sangre, reabsorber nutrientes y electrolitos esenciales y eliminar los productos de desecho del cuerpo mediante la producción de orina.

Además, los riñones están conectados a la vejiga urinaria a través de dos tubos delgados llamados uréteres, que transportan la orina desde los riñones a la vejiga, donde se almacena temporalmente antes de ser eliminada del cuerpo a través de la uretra durante la micción.

A continuación, enumeramos algunas de las funciones principales de los riñones:

  1. Filtración: los riñones filtran la sangre para eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido del cuerpo, lo que ayuda a mantener el equilibrio de los líquidos y electrolitos en el cuerpo.
  2. Regulación del equilibrio de electrolitos: como acabamoss de ver, los riñones regulan el equilibrio de los electrolitos en el cuerpo, como el sodio, el potasio y el cloruro.
  3. Regulación de la presión arterial: los riñones juegan un papel clave en la regulación de la presión arterial, ya que producen una hormona llamada renina, que ayuda a regular la presión arterial.
  4. Producción de hormonas: los riñones producen hormonas importantes, como la eritropoyetina, que estimula la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, y la vitamina D activa, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio.
  5. Equilibrio ácido-base: los riñones ayudan a mantener el equilibrio ácido-base del cuerpo, lo que significa que mantienen los niveles adecuados de ácidos y bases en el cuerpo para mantener un pH equilibrado.
  6. Eliminación de toxinas: los riñones eliminan las toxinas del cuerpo, incluyendo medicamentos, toxinas ambientales y productos químicos.
  7. Control de la producción de orina: los riñones controlan la producción de orina, eliminando los productos de desecho del cuerpo y ayudando a mantener el equilibrio de los líquidos.
  8. Mantenimiento del equilibrio hídrico: los riñones regulan el equilibrio de agua en el cuerpo, lo que ayuda a mantener la hidratación adecuada y la homeostasis del sistema.

Si fallan los riñones (lo que significa que pierden la mayoría de su capacidad para funcionar) entonces será necesario someterse a un tratamiento, dependiendo si el fallo es agudo o crónico, que puede incluir: Tratamiento para equilibrar la cantidad de líquidos en sangre, Medicamento para controlar el potasio en sangre, Medicamento para restablecer los niveles de calcio en sangre y en último caso Diálisis para eliminar toxinas de la sangre.

CÓMO CUIDAR TUS RIÑONES?

Aunque parezca repetitivo, no existe una fórmula mágica para cuidar los riñones ni hay que hacer dietas detox. Las principales recomendaciones para unos riñones saludables sirven para todo en esta vida, y son las siguientes:

  1. Come alimentos saludables, comida real, como se dice últimamente, evitando ultraprocesados
  2. Realiza actividad física
  3. Hidrátate bebiendo agua
  4. Descansa y duerme las horas que necesites para descansar bien.
  5. Mantente en un peso adecuado, evitando el sobrepeso
  6. Evita el tabaco
  7. Evita el alcohol
  8. Explora actividades para reducir el estrés, como la meditación o el mindfulness

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.