10 cosas que puedes hacer para una mañana llena de energía

THE MIRACLE MORNING: THE 6 HABITS THAT WILL TRANSFORM YOUR LIFE BEFORE 8AM, Hal Elrod, 2017

Para muchos de nosotros, el café es una parte sagrada de nuestra rutina matutina. A quién vamos a engañar: es la estrella de nuestra rutina matutina y lo primero que hacemos.

Más allá de su delicioso sabor, el café nos proporciona un (muy apreciado) chute de energía con el que pasar la mañana.

Dicho esto, puede que no sea la mejor opción para todo el mundo. No nos malinterpretes: si tu relación va viento en popa, continúa con tu idilio con el café. Pero si eres sensible a la cafeína, hay otras alternativas que pueden ser más adecuadas para tus necesidades.

¿Qué pasa con la cafeína? ¿De verdad te estamos diciendo que no te tomes esa taza por la mañana?

Aunque las investigaciones demuestran que la ingesta de cafeína de hasta 400 mg al día (lo que equivale aproximadamente a 4 tazas) suele ser tolerada por la mayoría de los adultos sanos, la cafeína no sienta bien a todo el mundo. Además, la tolerancia a la cafeína de cada persona es muy diferente.

Para los que no toleran bien la cafeína, ésta puede provocar taquicardias, nerviosismo e insomnio. A otros, molestias digestivas porque irrita la mucosa gástrica.

Pero a todos nos viene bien un pequeño estímulo por las mañanas, ¿verdad? Así que aquí compartimos algunas alternativas a la cafeína que seguro que te llenarán de energía sin ponerte nervioso.

10 alternativas a la cafeína para afrontar el día con energía

1 Leche dorada

No sólo es deliciosa, sino que es una forma increíblemente nutritiva de empezar el día y alimentar el cuerpo con potentes ingredientes antiinflamatorios. Y, si lo que buscas es una bebida caliente y reconfortante a primera hora de la mañana, ¡cambiar tu café por esta taza de oro es una victoria fácil!

Ingredientes (para 1 persona):

1 taza de leche de almendras o leche de su elección
½ cucharadita de cúrcuma
½ cucharadita de canela
1 pizca de pimienta de cayena
1 pizca de jengibre molido
1 cucharadita de aceite de coco
4 gotas de stevia de vainilla (opcional)

Preparación: Poner la leche en un cazo a fuego medio. Una vez caliente, añadir el resto de los ingredientes. Remover una vez caliente. Verter en una taza y ¡disfrutar!

2 Luz natural

Sal de la cama y abre las persianas. Gracias al aumento de vitamina D y serotonina, recibir más luz solar por la mañana ayuda a mejorar tu estado de ánimo y a sentirte más alerta. Además, recibir más luz por la mañana y alejarse de la luz azul de los aparatos electrónicos por la noche ayuda a regular el ritmo circadiano.

¿Cuál es el resultado? Sentirse más despierto por la mañana y listo para relajarse cuando llegue la hora de irse a dormir.

3 Agua fría durante la ducha

Justo antes de salir de la ducha, abre el grifo del agua fría. Aunque pueda parecer lo último que quieres hacer, puede darte ese impulso de energía matutino que tanto necesitas.

Se ha descubierto que las duchas frías nos ayudan a sentirnos más alerta, por lo que es una gran manera de conseguir que la energía fluya sin la cafeína.

4 Té de menta

El té de menta es muy refrescante y puede darte el ánimo que necesitas a primera hora de la mañana.

Las investigaciones sugieren que la menta puede tener propiedades energéticas. De hecho, el simple hecho de oler el aceite esencial de menta podría bastar para combatir la somnolencia y la fatiga. Y, si te sientes realmente aventurero, cultiva tu propia menta en casa para preparar una infusión cada mañana (¡qué rico!).

5 Té Chai

Fans del té chai, esto es para vosotros. Aunque el té chai tradicional tiene algo de cafeína, es mucha menos que esa taza de café matutina. Además, puedes tomarlo descafeinado para evitar la cafeína por completo. Pero ten en cuenta que muchos cafés con leche de té chai contienen mucho azúcar añadido. Así que, ¡sáltate las opciones para llevar y prueba a preparar una receta sencilla en casa!

Chai Latte cremoso de vainilla

Ingredientes (para 1 persona):

1 tazas de leche de coco
1 pizca de cardamomo molido
2 dátiles medjool sin hueso
3 gotas de stevia de vainilla (opcional)
1 vainas de vainilla
2 clavos pequeños
1 cucharadita de canela
½ taza de anacardos, remojados

Preparación: Calentar la leche de coco en un cazo pequeño a fuego medio. Añadir todos los ingredientes, excepto los anacardos, y remover suavemente para mezclar. Retirar del fuego. Verter la mezcla en una batidora y añadir los anacardos. Licuar hasta que el chai esté suave y espumoso. Servir en una taza y espolvorear con más canela, si se desea.

6 Batido energético

Empieza la mañana con un batido energético que no sólo te servirá como sustituto del café, sino que también alimentará tu cuerpo y te mantendrá saciado hasta la hora de comer.

Prueba a mezclar un montón de alimentos energéticos (¡te estamos mirando a ti, grasas saludables!) como el aceite de coco o MCT, el aguacate, los huevos y la mantequilla de almendras son excelentes complementos para un batido que te aportará mucha energía y te ayudará a mantener a raya el azúcar en sangre.

Añade tus frutas favoritas como arándanos, un plátano congelado y un puñado de espinacas. Mézclalo todo con tu leche de vaca o sin lácteos favorita.

Con sólo un puñado de ingredientes y unos minutos de tu tiempo, el desayuno estará listo y le estarás dando a tu cuerpo todas las grasas saludables que necesita para mantener la energía durante toda la mañana.

Añade una cucharada de semillas de chía o cáñamo para añadir proteínas vegetales ricas en fibra. La combinación de fibra y proteína no sólo te mantendrá saciado, ¡sino que también te dará un impulso de energía!

7 «Café» de hierbas

Si lo que buscas es el sabor del café, prueba esta alternativa sin cafeína. El café de hierbas se elabora con una serie de ingredientes nutritivos y naturales: la algarroba, la raíz de achicoria y la cebada son comunes. Muchos tipos de frutas y frutos secos también agregan sabor y beneficios para la salud, como almendras, higos, dátiles, coco y nueces. Los sabores naturales que incluyen hierbas, especias, cacao y vainilla permiten disfrutar de aromas y sabores fuertes sin los efectos negativos del café.

Sabe a café, pero también nutre el cuerpo sin la acidez añadida ni el nerviosismo de la cafeína.

Prueba a tomarla en tu taza favorita con un chorrito de leche de coco y un chorrito de miel cruda para empezar el día sin cafeína.

8 Hidratación adecuada

¿Hidratarse con agua como alternativa a la cafeína? Sabemos que suena descabellado, pero beber un vaso de agua a primera hora de la mañana tiene importantes beneficios para la salud (incluida la energía).

Estar deshidratado es básicamente una receta para la fatiga grave y la niebla del cerebro – y sucede más rápido de lo que piensas. Incluso una deshidratación leve (que se produce con una disminución de líquidos de tan sólo el 1-2%) provoca un bajón de energía. Dejando a un lado la energía, la deshidratación contribuye a un importante deterioro del estado de ánimo. Hay que romper el ayuno nocturno con un vaso grande de agua y una comida nutritiva. Esto ayudará a rehidratar el cuerpo, ayudándonos a sentirnos más alerta, y evitará que se produzca la deshidratación.

Añada un toque de sabor exprimiendo un poco de zumo de limón fresco y una pizca de jengibre. Puedes tomarlo helado, frío o caliente dependiendo de la época del año.

9 Descafeinado si es necesario

¿Quieres dejar la cafeína, pero no estás preparado para eliminar el café por completo? Primero opta por el descafeinado y luego pásate a una de las otras alternativas a la cafeína.

Atención: si estás acostumbrado a tomar bebidas con cafeína por la mañana, no lo dejes de golpe. Esto puede provocar fuertes dolores de cabeza e irritabilidad. Déjalo poco a poco para evitar el incómodo síndrome de abstinencia a la cafeína.

10 Tu música favorita mientras ejercitas

Pon tu música favorita en tu paseo matutino o dale al play en un entrenamiento antes de que empiece tu ajetreado día.

El ejercicio es una forma ideal de hacer fluir la sangre, lo que nos ayuda a sentirnos con más energía. Además, libera endorfinas y nuestras hormonas del bienestar, serotonina y dopamina, lo que contribuye a aumentar la energía y el estado de ánimo.

Espero que te sirva!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.