autocuidado

EL LIBRO DEL AUTOCUIDADO, Jennifer Ashton, 2020

Hola Persona Humana!

Este domingo, 24 de julio, se celebra el día Mundial del Autocuidado.

El estado de salud de una persona está estrechamente relacionado con sus hábitos de vida.

De tal forma, el autocuidado se traduce en una estrategia para prevenir y promover conductas saludables que contribuyan al cuidado integral del individuo y lo conviertan en el protagonista de su propio bienestar, obteniendo así autonomía y mayor control sobre sí mismo.

Autocuidado no se refiere a darse caprichos constantemente, pensando que nos estamos «mimando». Es justo lo contrario.

Autocuidado es incorporar en nuestros hábitos de vida conductas que permitan mejorar y mantener un buen estado de salud. Y si eso implica hacer pequeños esfuerzos (como deporte regular, duchas de agua fría o ayunos) no deben entenderse como «sacrificios», sino como prácticas orientadas a un fin mayor, que es llegar a la vejez de la forma más saludable, energética y autónoma posible.

Más allá de esta definición básica, el autocuidado también hace referencia a la capacidad de estar atentos a lo que nos sucede, a lo que pensamos y a lo que sentimos, a sabernos validar y proteger, en definitiva, a lograr un estado de bienestar físico y psicológico.

Esta segunda definición va un paso más alla que la primera. Incluye prácticas orientadas también a un bienestar emocional: escucharnos, no juzgarnos y aceptarnos tal como somos.

Indicadores del autocuidado

En el ámbito del cuidado físico:

  • Ejercicio físico: el ejercicio de fuerza (levantarel propio cuerpo o peso) está directamente relacionado con una mayor salud y bienestar del individuo, previniendo enfermedades y complicaciones cardíacas, obesidad y diabetes. Reduce también la probabilidad de desarrollar trastornos como la ansiedad y depresión.
  • Alimentación: es imprescindible deshacerse de todo tipo de ultra-procesados, comida pre-cocinada, refrescos azucarados o carbo-hidratos sin fibrade rápida absorción. Realizar ayunos frecuentes 16-8 también te ayudará a gestionar las digestiones.
  • Control de la salud: todas aquellas acciones realizadas para la revisión, mantenimiento y mejora de la salud como revisiones y pruebas médicas, seguimiento de prescripciones de medicamentos.
  • Hábitos tóxicos: evitar el consumo de alcohol, tabaco, drogas o exceso de azúcar blanco.
  • Higiene del sueño: respetar calidad y cantidad de horas necesarias para el organismo.

En el ámbito del cuidado psicológico /emocional:

Cuidar de sí mismo requiere de un diálogo interno permanente a través del cual podamos reconocer nuestras necesidades físicas, mentales y emocionales. En definitiva, hacerse responsable de sí mismo, lo que significa identificar nuestras emociones, defender nuestras opiniones, poner límites a los demás, hacerse cargo del bienestar propio, tomar iniciativas y las propias decisiones, saber diferenciar qué nos conviene más o cómo invertir el tiempo y energía. Las prácticas en favor del autocuidado emocional repercuten de manera positiva en nuestro entorno e interacción con los demás.

  • Emociones predominantes: acompañadas de reacciones psicofisiológicas en respuesta a determinadas situaciones, personas, etc.
  • Funcionamiento cognitivo: en términos de preservación o alteración de las funciones cognitivas, como memoria, atención, percepción, lenguaje, etc.
  • Autoestima: valoración de sí mismo y grado de satisfacción consigo mismo.
  • Estrategias de afrontamiento: herramientas/recursos para hacer frente a situaciones de malestar emocional
  • Proyectos futuros: metas/objetivos, expectativas de logro

 En el ámbito social:

  • Redes de apoyo: familiares, amigos que puedan dar soporte emocional, económico y social.
  • Tiempo libre: tiempo disponible para la realización de actividades voluntarias y placenteras, para descansar y para socializar.
  • Actividades de ocio y esparcimiento: actividades con carácter de distracción, diversión, relajación y motivación.
  • Interacción social: con los amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Es igual de importante meditar o practicar tus hobbies que ir al gimnasio y comer saludablemente. Es igual de importante saber manejar el estrés y tener buenas amistades que dormir 8 horas o dejar de fumar.

Muchas veces nos centramos en la parte más física de la salud, pero salud es un término ámplio, global, que incluye facetas bio-psico-sociales, es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente ausencia de afecciones o enfermedades.

Salud es equilibrio. Y el autocuidado debe trabajar en dirección a la búsqueda de ese estado.

Si sientes que necesitas orientación en este campo, siempre puedes hablar con un profesional que te guíe.

Espero que te sirva!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.