la desintoxicación del hígado. Parte II

TRANSFORMA TU SALUD: LA CLAVE ESTÁ EN LAS BACTERIAS INTESTINALES Y LAS HORMONAS, Xevi Verdaguer, 2017

hola Persona Humana,

la semana pasada estuvimos repasando el proceso de desintoxicación del hígado. Hoy te voy a dar algunas claves para que puedas ayudarle.

Como podrás recordar, las enzimas de la fase 2 se encargan de llevar a cabo procesos indispensables para la eliminación de tóxicos y estrógenos a través de la orina y las heces.

Las principales vías de esta fase 2 son metilación, sulfatación y glucuronización.⁣

Es imprescindible que todas estas vías funcionen de forma correcta. Para ello, debes ayudar a tu hígado, con algunos hábitos básicos como el ejercicio físico regular, el descanso reparador y, sobre todo, una alimentación. También ayudará evitar tóxicos todo lo posible y exponerse al sol de forma moderada.

Según Xevi Verdaguer, experto en medicina integrativa, divulgador científico y un referente en el campo de la psiconeuroinmunología clínica en nuestro país….

Sabrás que metilas lento si:⁣

▪ Tienes dolor de cabeza, migrañas o contracturas a medio ciclo menstrual⁣
▪ Tienes dolor en la articulación temporomandibular (ATM)⁣
▪ Eres perfeccionista, autoexigente, planificador, obsesivo…⁣
▪ Cuando tomas café tienes taquicardia, estás nervioso y no puedes dormir⁣
▪ En épocas de estrés, tienes caspa, dolor de cabeza, diarreas, eczemas⁣
▪ Tienes fatiga crónica o fibromialgia⁣

Para mejorar esta vía, la recomendación es:

  • disminuye la ingesta de alimentos que activen las hormonas del estrés, como el café, el té, el chocolate o los refrescos estimulantes.
  • no abuses de los alimentos ricos en histamina: fermentados como chucrut, kéfir, quesos, yogur, kombucha, miso, tempeh, vinagre, alcohol, espinacas, clara de huevo, marisco, pescado azul, naranja, piña, nueces y cacahuetes, entre otros, porque si no eliminas la histamina correctamente, resulta preferible no incrementarla a través de la alimentación.
  • proporciona al hígado lo que necesita para metilar de forma correcta: vitaminas B2, B6, B9, B12, magnesio, metionina, colina, inositol y trimetilglicina a través de los siguientes alimentos:
  1. Vitamina B2: cereales integrales, pescado azul, quesos, sésamo, frutos secos, hígado de bacalao, etcétera
  2. Vitamina B6: pistachos, plátano, dátiles, patata, ajo y col
  3. Vitamina B9(ácido fólico): remolacha, brócoli, col, espárragos, algas, legumbres, hojas verdes, aguacate, hígado de bacalao, etcétera
  4. Vitamina B12: marisco, pescado, carne, yema de huevo y alga espirulina
  5. Magnesio: espinacas, cacao, frutos secos, legumbres, sésamo, etcétera
  6. Metionina: carne, pescado, huevos, sésamo, frutos secos, etcétera
  7. Colina: yema de huevo, nueces de Brasil, cacahuetes, etcétera
  8. Inositol: cereales integrales y legumbres
  9. Trimetilglicina: brócoli, remolacha y espinacas
  • Además, una metilación deficiente provoca un aumento del estrés oxidativo, por lo que necesitarás una buena capacidad antioxidante. Podemos
    neutralizar estas formas tóxicas consumiendo alimentos que contengan resveratrol, NAC y sulforafano:
  1. Resveratrol: se encuentra especialmente en la piel y las semillas de la uva, el vino tinto, rosado y blanco, los cacahuetes y los frutos del bosque como los arándanos, las frambuesas y las moras.
  2. Nacetilcisteína (NAC): se encuentra en el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos y el alga cochayuyo.
  3. Sulforafano: se encuentra en el brócoli.

Sabrás que sulfatas lento si:⁣

▪ Tienes digestiones lentas, pesadas o colon irritable⁣
▪ Te sienta mal el zumo de naranja⁣
▪ Te cuesta digerir las legumbres y la lechuga⁣
▪ No te sienta bien el pimiento rojo, el brócoli o el pepino y te repiten el ajo y la cebolla⁣
▪ Reaccionas a los sulfitos⁣
▪ Después de tomar espárragos, tu orina huele fuerte⁣

Para mejorar esta vía, la recomendación es:

  • Disminuye la ingesta de:
  1. Cítricos, especialmente la naranja, limón, pomelo, kiwi, plátano, fresa, melocotón, cerezas, albaricoques, ciruelas, papaya, peras, frambuesas, chocolate y derivados, leche de vaca y derivados como queso, yogur, natillas, nata, puré de patatas de sobre, helados, flan.
  2. Soja: leche de soja y derivados como tofu, lecitina de soja, brotes de soja, yogur o salsa.
  3. Café, té, alcohol, cerveza, vino, vinagre y encurtidos.
  4. Pescado azul y conservas.
  5. Frutos secos, especialmente las nueces y los cacahuetes.
  6. Cerdo y embutidos ahumados como el salami, carne que esté en la nevera más de 48 horas.
  7. Trigo y derivados: pan, pasta, cereales, pizza, pasteles, bollería, harinas, rebozados.
  8. Tomates, pimientos, berenjena, patatas, espinacas y acelgas.
  9. Azúcar blanco refinado y aditivos: helados, pasteles, golosinas, productos light, bollería, glutamato monosódico y aspartamo.
  10. Ajo y cebolla.
  • Si sulfatas lentamente, come, sobre todo, alimentos ricos en molibdeno, vitamina B2, vitamina D, cisteína, taurina, metionina y magnesio, indispensables para la actividad de la enzima de la
    sulfatación:
    1. Legumbres (especialmente alubias y alubias azuki)
    2. Trigo sarraceno
    3. Semillas de calabaza
    4. Semillas de girasol
    5. Pulpo, calamares y sepia
    6. Semillas de sésamo (o aceite o tahín)
    7. Miso
    8. Tempeh
    9. Altramuces

Sabrás que glucuronizas lento si:⁣

▪ Tienes síntomas de exceso de andrógenos⁣: acné, hirsutismo, cabello fino o escaso en la zona central de la cabeza
▪ Tienes la parte blanca de los ojos y la piel de tono amarillento⁣
▪ Te notas cansado⁣
▪ Tienes dificultad para concentrarte y pensar con claridad⁣
▪ Tienes picor en el cuerpo⁣

Para mejorar esta vía, la recomendación es:

  • Disminuye la ingesta de alimentos que contienen flavonoides y de algunos medicamentos que pueden inhibir la glucuronidación.
  1. Quercetina: piel de la manzana, la uva, el ajo y la cebolla.
    2. Tangeritina: piel de la mandarina y otros cítricos.
    3. Crisina: pasiflora, miel y própolis.
    4. Naringenina: pomelo.
    5. Genisteína: soja y sésamo.
    6. Silimarina o silibinina: cardo mariano.
    7. Acetaminofeno: paracetamol.
    8. Antiinflamatorios No Esteroideos (AINE): ibuprofeno, diclofenaco y
    naproxeno, entre otros.
  • Aumenta la ingesta de:
  1. Alimentos ricos en sulfuros: ajo, cebolla, puerro, nueces, carne, pescado, legumbres, huevos y verduras crucíferas (brócoli, kale, col, coliflor, coles de Bruselas, col verde, nabos, colinabo…), ya que contienen una sustancia rica en sulfuros.
    2. Legumbres como las alubias y la soja (sobre todo miso y tempeh).
    3. Cítricos (excepto el pomelo): naranjas, mandarinas, limones o limas.
    4. Alcachofas, ya que contienen ácido glucurónico.
    5. Té kombucha fermentado ya que contiene ácido glucurónico.
    6. Cúrcuma.
  • Evitas los ayunos prolongados, porque no podrás eliminar los tóxicos de
    las células adiposas.
  • Exponte a la luz solar, que metaboliza la bilirrubina. Te recomiendo
    exponer todo el cuerpo al sol o rayos UV. Seguro que recuerdas que a los
    bebés prematuros que nacen con la piel amarillenta los ponen debajo de una
    luz para que se degrade la bilirrubina.
  • Haz ejercicio de fuerza (no cardio) de manera regular.
  • Disfruta de un buen descanso nocturno: acuéstate pronto y evita aparatos electrónicos a última hora del día.
  • Evita exponerte a tóxicos, tomar alcohol o fumar.

Soy consciente de que te presento mucha información, no te agobies, puedes consultarla siempre que lo necesites e ir ajustando tu dieta o, si sientes que lo necesitas, acudir a un especialista en psiconeuroinmunología clínica.

Espero que te sirva!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .